Las mujeres que rompieron el silencio sobre el acoso sexual, ‘persona del año’ para la revista ‘Time’

Las mujeres que rompieron el silencio sobre el acoso sexual, ‘persona del año’ para la revista ‘Time’

Send to Kindle

Las actrices Ashley Judd, Angelina Jolie o Gwyneth Paltrow. La cantante Taylor Swift. La estrella televisiva Megyn Kelly, la congresista de California Jackie Speier o la limpiadora de hotel Juana Melara. La revista Time ha nombrado ‘persona del año’ a todas ellas, a ellas y al mar de mujeres que en los últimos meses en Estados Unidos han denunciado casos de acoso sexual por parte de poderosos y dado lugar a un movimiento espontáneo conocido como #MeToo (Yo también) que ha roto el silencio sobre esa lacra sexista.

El fenómeno comenzó tras el verano con la caída del todopoderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein, al que decenas de intérpretes acusaron de distintos grados de abuso cometidos durante décadas, y ha acabado destapando las miserias de prestigiosos periodistas y cadenas de televisión, de legisladores progresistas y conservadores y de ejecutivos de la nueva economía de Silicon Valley. También ha servido para poner el foco en las víctimas mudas, las empleadas del sector servicios, como camareras y limpiadoras, con muchos menos recursos para plantar cara. Y ha sacado a la luz los abusos a hombres, como ocurrió con el caso de Kevin Spacey, si bien la inmensa mayoría de afectados siguen siendo mujeres.

La revista ilustra la portada por los retratos de varias de las denunciantes bajo el título The Silence Breakers (En español, ‘Las -o los- que rompieron el silencio’) y se refiere no solo a quienes señalaron con nombres y apellidos a los acosadores sino a todas las mujeres que han compartido las experiencias de abuso sufridas. Se trata, como explica Time, de un amplio espectro de personas que “abarca todas las razas, todas las clases de ingresos, todas las ocupaciones y prácticamente todos los rincones del mundo”. “Su ira colectiva ha provocado resultados inmediatos e impactantes”, añade la publicación.

El editor en jefe de la revista, Edward Felsenthal, destacó este miércoles lo singular de esta campaña del Yo también. “Este es el movimiento social más rápido que hemos visto en décadas y empezó con actos individuales de coraje por parte de cientos de mujeres –y algunos hombre también- que salieron a contar sus propias historias”.

Con información de el País

Comentarios

comments