Así fue el reto de realizar El Irlandés

Así fue el reto de realizar El Irlandés

Enviar a Kindle

El irlandés era una leyenda urbana en Hollywood”. Así es como recuerda Gastón Pavlovich el primer acercamiento que tuvo con la más reciente película de Martin Scorsese, historia de la que él es productor y que estrenó esta semana en Netflix.

Y es que desde hace más de una década, el director ganador del Oscar quiso llevar a la pantalla grande esta historia, hubo pláticas con Robert DeNiro, con Steven Zaillian, guionista de la historia, pero los requerimientos financieros eran demasiado grandes y ningún estudio fílmico quiso arriesgarse a realizar esta cinta.

Finalmente Gastón Pavlovich se lanzó al ruedo y buscó el financiamiento para llevar a la pantalla la historia de Frank Sheeran, un miembro de la mafia que recuerda sus experiencias junto a Jimmy Hoffa, su amigo y mentor, quien desapareció del mundo de manera inesperada.

Pero hubo muchos obstáculos que Pavlovich tuvo que enfrentar además del dinero. Una de ellas era la de convencer a Joe Pesci para ser parte del elenco, pues el actor no estaba activo.

“Él dice que no estaba retirado, simplemente que no estaba trabajando. Yo no tenía trato directo con él, porque nadie, que no sea Scorsese o DeNiro, tiene trato directo con él. Y sencillamente estaba en una posición de no querer regresar al cine, no tiene un buen feeling de Hollywood.”, comentó el productor bromeando durante una plática en la Filmoteca de la UNAM.

“Yo sólo esperaba buenas noticias cuando ellos iban a visitarlo, pero llegué a un punto donde les pedí otro actor; sugerí a Leonardo DiCaprio, que tenía esa fama, podíamos manejarlo, pero él ya estaba comprometido con otro proyecto. No fue hasta que llegó Netflix, que hubo un compromiso económico mucho mayor que el que traíamos nosotros, que Pesci dijo que sí”.

A pesar del apoyo que significó la llegada de Netflix a El irlandés, hubo momentos en los que Pavlovich tuvo que limitar al cineasta ganador del Oscar y decirle que “no”. “Fue muy difícil. Yo me eché encima a mucha gente de su equipo, sus agentes, abogados, productores que tenían costumbres diferentes del mundo del estudio, y yo venía como productor independiente”.

“Los ‘no’ siempre tenían que ver con temas relacionados con presupuesto. El no mayor fue cuando ya traía el proyecto a un cierto presupuesto y él me empezó a decir que quería más y más tecnología para rejuvenecer a los personajes, algo que originalmente era sólo para un pedazo de la película”.

Entonces hubo que encontrarse con Scorsese para darle la mala noticia de que esto no era posible, “que no había manera, y junto a Emma Tillinger Koskoff, Jane Rosenthal, sus productoras, y Robert DeNiro, les tuve que decir que no podíamos hacerlo de manera independiente. Es el momento más tenso que he vivido en mi vida profesional”, fue entonces que Netflix entró en el proyecto y esta petición del director pudo salir adelante.

El irlandés se estrenó en el Festival de Cine de Nueva York. La cinta fue el filme inaugural del pasado Festival Internacional de Cine de Los Cabos, donde tuvo una función de gala. Ahora la historia se exhibe en algunas salas como en la Filmoteca de la UNAM o la Cineteca Nacional y puede verse en la plataforma de Netflix.

Comentarios

comments