Madrastra de Gabriel confiesa que le dio ‘un mal golpe’

Madrastra de Gabriel confiesa que le dio ‘un mal golpe’

Enviar a Kindle

Ana Julia Quezada, la novia del padre de Gabriel el menor de ocho años desaparecido el 27 de febrero, confesó que fue la autora del crimen, dijo que le dio ‘un mal golpe’ en la cabeza antes de asfixiarlo y que lo hizo sola.

De acuerdo con El Español durante dos horas ante los agentes y ha contestado a todas las preguntas sobre su implicación en la desaparición y asesinato del menor, según ha declarado una de sus abogadas.

Según los primeros testimonios el pasado 27 de febrero, cuando el menor se dirigía desde la casa de su abuela a casa de otros familiares situada a menos de cien metros, según Ana Julia ella y el menor habrían discutido y le habría propinado un fuerte golpe en la cabeza antes de acabar con su vida estrangulándolo. Posteriormente habría ocultado el cuerpo del niño en una finca a menos de cinco kilómetros del punto en el que desapareció.

El pasado domingo cuando intentaba trasladar el cadáver en el maletero de su vehículo fue detenida por agentes de la Guardia Civil, que la habían estado siguiendo desde hace días y que habían grabado como introducía en el maletero un bulto que sospechaban que se trataba de los restos del pequeño.

EN EL FOCO DE LA INVESTIGACIÓN 

La detenida se había puesto en el foco de la investigación cuando encontró una prenda que Gabriel vestía el día de su desaparición. Lo hizo en un paraje que ya había sido rastreado previamente y donde no se había encontrado ningún indicio. Una de las cosas que también llamó la atención es que la camiseta del menor se encontraba totalmente seca, cuando durante esos días había estado lloviendo. Todo hace suponer que fue ella misma quien la colocó allí para desviar la atención de la investigación.

Información de UNIRADIO INFORMA 

Comentarios

comments