Skip to main content
Publicidad
Muere hombre en San Diego por picadura de garrapata.

Muere hombre en San Diego por picadura de garrapata.

redaccion
By redaccion
noviembre 24, 2023
Compartir Nota

Las autoridades sanitarias de San Diego exaltaron a los residentes a conocer los signos y síntomas de la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas tras la muerte de un residente de San Diego .

La fiebre maculosa de las Montañas Rocosas es una enfermedad que se transmite por la picadura de garrapatas a personas y perros. Las garrapatas pueden picar a personas y animales en rutas de senderismo y zonas cubiertas de hierba o arboladas, normalmente durante los meses más húmedos del invierno y la primavera. Sin embargo, viajar a lugares donde son frecuentes los perros callejeros, es un riesgo durante todo el año, porque los perros callejeros suelen llevar garrapatas infectadas.

Según el condado, las personas pueden protegerse utilizando repelente de insectos y ropa adecuada, y aplicando a sus mascotas productos para el control de insectos que maten pulgas y garrapatas.

La enfermedad se trata mejor con antibióticos cuando se diagnostica en la primera semana de enfermedad. La enfermedad debe su nombre a una erupción de manchas rojas que puede aparecer. Los primeros síntomas pueden incluir solo fiebre, dolores de cabeza y malestar estomacal, por lo que es importante informar al médico de cualquier picadura de insecto y de viajes o actividades al aire libre recientes, según un comunicado del condado.

“Mientras que la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas es un riesgo durante todo el año en la región de Baja California, el condado de San Diego suele tener de uno a tres casos cada año”, dice el comunicado. “Los tres casos en residentes del condado reportados hasta ahora este año habían viajado a zonas donde la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas es más común. La última muerte local por esta enfermedad fue un residente del condado Imperial que murió en un hospital de San Diego en 2014.”

El Programa de Control de Vectores del condado de San Diego vigila la población de vectores —animales como garrapatas, roedores y mosquitos— que pueden transmitir enfermedades a las personas. Cuando las garrapatas se alimentan de sangre, los gérmenes que transportan pueden propagarse. Además de la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas, las garrapatas son portadoras de otras enfermedades, como la enfermedad de Lyme y la tularemia.

“Las autoridades sanitarias recomiendan que se revise a sí mismo y a sus mascotas en busca de garrapatas tan pronto como sea posible después de actividades al aire libre como el senderismo para reducir la posibilidad de infección por picaduras de garrapatas”, dice el comunicado del condado. “Cualquiera que sea mordido por una garrapata no debe entrar en pánico, sino retirarla cuidadosamente con pinzas. Puede guardar la garrapata para identificarla porque solo ciertas garrapatas transmiten la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas”.

Si una persona desarrolla una erupción cutánea o fiebre después de haber sido picada, debe acudir al médico, informarle sobre la picadura de garrapata, cuándo fue picada y dónde cree que ocurrió.


La fiebre maculosa de las Montañas Rocosas es una enfermedad que se transmite por la picadura de garrapatas a personas y perros. Las garrapatas pueden picar a personas y animales en rutas de senderismo y zonas cubiertas de hierba o arboladas, normalmente durante los meses más húmedos del invierno y la primavera. Sin embargo, viajar a lugares donde son frecuentes los perros callejeros, es un riesgo durante todo el año, porque los perros callejeros suelen llevar garrapatas infectadas.

Según el condado, las personas pueden protegerse utilizando repelente de insectos y ropa adecuada, y aplicando a sus mascotas productos para el control de insectos que maten pulgas y garrapatas.

La enfermedad se trata mejor con antibióticos cuando se diagnostica en la primera semana de enfermedad. La enfermedad debe su nombre a una erupción de manchas rojas que puede aparecer. Los primeros síntomas pueden incluir solo fiebre, dolores de cabeza y malestar estomacal, por lo que es importante informar al médico de cualquier picadura de insecto y de viajes o actividades al aire libre recientes, según un comunicado del condado.

“Mientras que la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas es un riesgo durante todo el año en la región de Baja California, el condado de San Diego suele tener de uno a tres casos cada año”, dice el comunicado. “Los tres casos en residentes del condado reportados hasta ahora este año habían viajado a zonas donde la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas es más común. La última muerte local por esta enfermedad fue un residente del condado Imperial que murió en un hospital de San Diego en 2014.”

El Programa de Control de Vectores del condado de San Diego vigila la población de vectores —animales como garrapatas, roedores y mosquitos— que pueden transmitir enfermedades a las personas. Cuando las garrapatas se alimentan de sangre, los gérmenes que transportan pueden propagarse. Además de la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas, las garrapatas son portadoras de otras enfermedades, como la enfermedad de Lyme y la tularemia.

“Las autoridades sanitarias recomiendan que se revise a sí mismo y a sus mascotas en busca de garrapatas tan pronto como sea posible después de actividades al aire libre como el senderismo para reducir la posibilidad de infección por picaduras de garrapatas”, dice el comunicado del condado. “Cualquiera que sea mordido por una garrapata no debe entrar en pánico, sino retirarla cuidadosamente con pinzas. Puede guardar la garrapata para identificarla porque solo ciertas garrapatas transmiten la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas”.

Si una persona desarrolla una erupción cutánea o fiebre después de haber sido picada, debe acudir al médico, informarle sobre la picadura de garrapata, cuándo fue picada y dónde cree que ocurrió.

Temas:
Compartir Nota