RECOMIENDA IMSS EVITAR EXCESO DE BEBIDAS ENERGÉTICAS

RECOMIENDA IMSS EVITAR EXCESO DE BEBIDAS ENERGÉTICAS

Enviar a Kindle

· Es más dañino en personas con hipertensión o que sufren de estrés.

· Fundamental tomarlas en moderación, y no combinarlas con otros estimulantes.

· El consumo inmoderado es un alto riesgo para para la salud y pone en peligro la vida.

Las bebidas energéticas o hipertónicas son bebidas sin alcohol y con algunas virtudes estimulantes. Su consumo se ha incrementado principalmente entre los jóvenes con el objetivo de reanimarse al sentir resaca, agotamiento, bajo rendimiento o por trasnochar; sin embargo, su ingesta constante o en combinación con bebidas alcohólicas, implica un riesgo para la salud.

El doctor José Luis García Arcadia, director del Hospital General Subzona (HGSZ) número 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tecate, indicó que éstas bebidas se emplean como un estimulante mental y físico por períodos cortos; generalmente contienen cafeína, taurina (un aminoácido componente de la proteínas) y glucuronolactona, un tipo de carbohidrato.

Explicó que tras su ingesta, el sistema sanguíneo se altera de tal modo que genera la formación de coágulos, que incrementan el riesgo de sufrir un infarto, incluso entre población joven.

Su consumo puede ser aún más dañino entre quienes sufren de hipertensión o estrés, sobre todo cuando lo hacen en exceso y cuando las mezclan con alcohol, lo que incrementa la intoxicación etílica y provoca una mayor resaca.

Generalmente, su consumo tiene como finalidad mantener la energía durante períodos de actividad física intensa o después del ejercicio, pero lejos de rehidratar, pueden llevar a la deshidratación.

Destacó que los efectos de estas bebidas dependen de la susceptibilidad de quienes las consumen, tras unas horas después de haberlas ingerido, también pueden aparecer dolores de cabeza, dilatación de las pupilas, taquicardia, hipertensión arterial, nerviosismo e hiperactividad.

En algunos casos tiene efectos nocivos en el sistema nervioso central e incluso, provocar la muerte, especialmente al consumirlas en exceso, combinarlas con bebidas alcohólicas u otras drogas; ante los primeros síntomas adversos es importante acudir a solicitar atención médica.

Debido a lo anterior, García Arcadia exhortó a la moderación y nunca darlas niños y mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Comentarios

comments