Mujer se encuentra con hombre que recibió el rostro de su marido

Mujer se encuentra con hombre que recibió el rostro de su marido

Send to Kindle

Los dos se encontraron a fines de octubre en una reunión arreglada por la Clínica Mayo, el sitio donde Sandness se sometió a una operación de 56 horas, que fue el primer trasplante de ese tipo llevado a cabo por esa institución. Con su hijito Leonard a su lado, Ross caminó hacia Sandness llorando y ambos se abrazaron.

Ross no sabía qué esperar del encuentro, temerosa de los recuerdos que pudiesen aflorar de su marido, quien se suicidó. Pero la aprehensión se diluyó rápidamente. Sin los ojos, la frente ni el mentón pronunciado de Calen, Sandness no se parecía tanto a su marido, se dijo a sí misma.

Lo que vio fue un hombre cuya vida había cambiado gracias al regalo de su marido, con renovada confianza tras pasar 10 años escapándole a los espejos, atrayendo constantemente miradas.

“Me sentí orgullosa”, dijo Ross aludiendo a Sandness, un hombre de 32 años. “Rudy no se veía así”.

trasplante_rostro

Ross y Sandness dicen que son como una familia ahora. Planean forjar una relación más estrecha y Sandness dijo que aportará a un fondo para la educación de Leonard. 

El día de su encuentro, el niño miraba con curiosidad a Sandness al principio. Pero después de un rato caminó hacia él y le hizo señas como para que lo alzase. Él lo hizo de buena gana.

Para Ross, el encuentro con Sandness representó un gran alivio, una forma de dejar atrás un año lleno de sufrimiento, en el que tuvo que planear un funeral, dio a luz y tomó la traumática decisión de donar los órganos de su marido.

“Al conocer a Andy, finalmente completé el círculo”, dijo con voz temblorosa. “Todo sucedió muy rápido”.

Comentarios

comments