Identifican a niña guatemalteca que murió tras ser detenida por patrulla fronteriza

Identifican a niña guatemalteca que murió tras ser detenida por patrulla fronteriza

Enviar a Kindle
  • El padre de Jackeline fue identificado como Nery Caal, de 29 años; son originarios de una comunidad indígena de Alta Verapaz, en el norte de Guatemala.

Una funcionaria de la Cancillería guatemalteca identificó como Jackeline Caal a la niña de 7 años que murió en un hospital en Texas, luego de haber sido arrestada junto a su padre y otros migrantes en Nuevo México.

El padre fue identificado como Nery Caal, de 29 años, y que son originarios de una comunidad indígena de Alta Verapaz, en el norte de Guatemala, dijo la funcionaria, quien habló bajo condición de anonimato por no estar autorizada a hablar con la prensa.

Por separado, la cancillería informó este viernes en un informe escrito que según información de la Patrulla Fronteriza la niña fue detenida junto a su padre y otros migrantes en Nuevo México la noche del jueves 6 de diciembre, ella presentaba fiebre y vómitos y que fue atendida por paramédicos y que unas 8 horas después su salud se agravó y presentó fiebres y convulsiones por lo que fue llevada a un centro asistencial en Texas.

La niña habría sobrevivido a dos paros cardiacos previos a su muerte.

En tanto, autoridades de inmigración en Estados Unidos dijeron este viernes que se realizará una autopsia para determinar la causa de la muerte de la menor.

Además informaron que agentes fronterizos hallaron a la menor el 6 de diciembre cerca de Lordsburg, Nuevo México.

Funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza dijeron que era una menor no acompañada, lo que significa que sus padres no iban con ella. Pero The Washington Post informó el jueves que ella viajaba con su padre, citando a la misma agencia federal. La causa de la discrepancia no está clara.

Según el Post, la menor viajaba con un grupo de 163 personas que se entregaron a los agentes fronterizos el 6 de diciembre.

Se desconoce qué le sucedió a la niña durante esas ocho horas antes de que presentara convulsiones y fuera trasladada vía aérea al hospital Paso. En un comunicado, la oficina de aduanas señaló que no había comido ni tomado agua en varios días.

Por EL FINANCIERO

Comentarios

comments